Una carpa es tu hogar en la montaña y en cualquier lugar en que necesites refugio: es una de las inversiones principales que un entusiasta de las aventuras outdoor debe hacer. Así que debes tomarte el tiempo para conocer tus necesidades, planear tu viaje y elegir correctamente la carpa que será tu siguiente compañera.

 

En este artículo te queremos aconsejar sobre cómo acercarte al mercado de las carpas, para que puedas elegir la más adecuada para ti. En esta pequeña guía podrás aprender sobre los tipos de carpa, materiales, espacio y cuidados que debes tener.

 

Preguntas básicas: ¿Cómo vas a usar tu carpa?

Esto es lo primero que debes considerar: ¿Cómo te vas a transportar? ¿Usarás vehículo? ¿Irás caminando? ¿Cuánta distancia recorrerás? Si vas a pie, requerirás de una carpa más liviana y compacta, mientras que si estás moviéndote en vehículo, puedes utilizar una carpa de mayor tamaño sin preocuparte de su peso o el espacio que ocupe transportarla.

Otro factor importante es el clima del lugar en el que usarás la carpa. Si estarás en verano, o en un lugar donde hace mucho calor, la ventilación es una preocupación principal. Y si estás pensando en ir a un lugar lluvioso, una carpa de 3 o 4 estaciones debe ser tu elección, con resistencia al agua o la nieve, dependiendo de dónde estarás.

Una cosa que no debes dejar de considerar  es el número de personas que dormirán en la carpa. Teniendo en cuenta  también que personas más grandes requerirán de más espacio. Y si llevas una mascota, o niños, también serán factores a decidir.

 

Evaluación en tienda

Cuando te encuentres en el lugar donde vas a comprar tu carpa, pregunta si puedes armarla para probarla. Fíjate en algunos aspectos como los siguientes: ¿es intuitivo el armado? ¿Se acoplan fácilmente las varillas? ¿Podrás armarla en la oscuridad, o con las manos frías, o en la lluvia?

Una vez armada, ingresa a la carpa. ¿Tus pies o tu cabeza tocan las paredes? Siéntate en la carpa y piensa si estarás cómodo en las mañanas al levantarte, o si molestarás a alguien al levantarte al baño.

Evalúa las puertas y la ventilación. Es muy probable que exista condensación, así que es recomendado tener una carpa con una ventilación adecuada. Debes considerar que las personas durmiendo no deben tocar con sus sacos de dormir las paredes de la carpa. Esto es importante para que el caso de que llueva y también con el vapor condensado en el interior de la carpa.

 

Diferentes tipos de carpa

 

El siguiente paso será el evaluar las distintas categorías de capas que ofrece el mercado.

 

 

Carpas estructurales

Si estás pensando en alojar varias personas, te convendría una carpa estructutral, las que son espaciosas y cómodas para familias o grupos grandes de personas. Techos altos y paredes gruesas permiten mayor confort en este tipo de carpa.

También este tipo de carpa es una excelente opción para personas que viajan en grupos donde utilizan animales de carga, botes, incluso aeroplanos. Si tu problema no es el transporte y vas con varios amigos o familia, este tipo de carpa es tu opción.

Este es un ejemplo de carpa estructural

 

Carpa canadiense

Ahora, si estás buscando algo más pequeño pero sin sacrificar tanta comodidad, puedes elegir una carpa canadiense (las clásicas carpas en forma de triángulo de la televisión). Estas carpas suelen ser suficientemente livianas para transportarlas en la mochila durante un viaje corto, unos días o un fin de semana, pero no son especialmente recomendadas si se trata de un viaje más largo.

Para personas que les gusta acampar en vehículo, o solo quiere acampar de vez en cuando, este tipo de carpa es una sólida opción.

Una típica carpa canadiense

 

Carpas iglú (y para mochileros)

Cuando se trata de caminar kilómetros alejado de un vehículo, o en caminos por los que no pasaría ni el más poderoso todoterreno, apreciarás el valor que tiene llevar una carpa en tu mochila.  Estas carpas para mochilero (que generalmente son carpas iglú), priorizan el tener poco peso y portabilidad. Tienen sistemas de varillas para armado rápido, y generalmente cuentan con recubrimiento impermeable para protegerte de la lluvia y condiciones climáticas adversas. Las más populares y menos técnicas son las conocidas como 3 estaciones, que te servirán para prácticamente todas las estaciones del año. Recuerda, mientras más livianas mejor!

La Vango Helix 300 es una gran opción como carpa de 3 estaciones

 

Carpas para montañismo

Si te interesa ir más allá y aventurarte en las montañas, donde el viento y la nieve son un factor a considerar, debes estar preparado para esa situación. EN este caso te servirá una carpa de montañismo, resistente a fuertes vientos y nevazones.

Son las conocidas como 4 estaciones, carpas que están construidas con varillas adicionales y con materiales de alta resistencia y duración, además de bajo peso y portabilidad. Te protegerán en prácticamente cualquier situación. Por supuesto, el precio es elevado y deberás elegir con cuidado la que más te acomode a ti, y a tu bolsillo.

La Salewa Latitude III es una carpa resistente y liviana, ideal para condiciones climáticas adversas

 

Con esto ya puedes considerar qué tipo de carpa será la que necesitarás, pero aún hay más, en la segunda parte de esta guía vamos a revisar otros factores que te ayudarán a hacer una decisión informada sobre qué carpa elegir.

 

 

FuenteGearJunkie.com