Ben Ferguson es el nombre del snowboarder profesional que gasta su tiempo no solamente viajando por el mundo en busca del powder, sino que ahora ha convertido un carro de bomberos de la década del 50.

Se trata de un GMC de 1953, que equipó con paneles solares, percheros, una estufa e incluso un porche trasero, y con una enorme cantidad de modificaciones para hacerlo cómodo y agradable para viajar con estilo. Y, por supuesto, cuenta con un rack en su costado para portar las tablas de su propia marca Nitro, con sus modelos Quiver Series.

Ben está bastante orgulloso de este proyecto hecho a pulso, y tiene bastantes motivos para ello. De hecho, todo el camión es épico, y si eres como nosotros, también estarás soñando en tener uno de esos para tus aventuras.

Te dejamos un video para que lo veas con tus propios ojos